Fueron varios pensamientos los que se cruzaban dentro de Claudia Vera. Pero ella aprendió a controlarlos; su trayectoria en el karate la mantienen concentrada.

Así, la chilena, en estos Juegos Deportivos Nacionales, se quedó con el bronce en la categoría +68 kilos.

No fue, sin embargo, cualquier medalla. Fue la presea de despedida combatiendo en la alta competencia del suelo criollo. La deportista se retira de la alta competencia.

“Tengo varias sensaciones encontradas”, cuenta, y aprovecha de entregar un mensaje a los deportistas que vendrán: “tomen en serio sus pasiones, tienen que vivirlas, porque esto es impagable”.

Vera también señaló que su logro, representando a la Región del Maule, es “un premio a todos los sacrificios y a la vida que uno elige, a veces solitaria y aveces acompañado. Ahora que lo pienso, estoy orgullosa de todo lo que he hechos todos estos años”.

Además, señala que en el karate nacional, y que para esta nueva disciplina olímpica, que debuta en Tokio 2020, “hay que tener ojo con Chile: aquí hay un muy buen nivel”.

Compartir